Chateau Hana Cabernet Sauvignon Roble Gran Reserva 2010

Como tantas veces, hace unos días estaba eligiendo vinos en un negocio especializado de la zona. ¿Ochenta pesos por un cosecha 2010? Realmente dudé, no lo compré pero me quedé con la espina. Al otro fin de semana vencí mi prejuicio y le pregunté al vendedor si lo había probado recientemente, me dijo que estaba muy bien conservado, es más, para su gusto era demasiado “potente”.

Así que junto con un vacío hecho a las apuradas (me corría una llovizna que me hacía acordar a Baires) le dí su oportunidad (¿o el vino me la dio a mí?) a este exponente sanrafaelino hecho por un ciudadano indio que vivió en Francia.

Antes de ir a la degustación lisa y llana vale la pena adentrarse en la historia que hay detrás de este emprendimiento.      

Aziz Abdul nació en el sur de Vietnam, donde vivió durante 15 años. Su padre volvió a la India tras la pérdida de sus posesiones ante la caída de Saigón en 1975. Aziz pasó la siguiente etapa de su vida en Francia, donde estudió matemáticas y ciencias de la computación, y trabajó 20 años para el grupo multinacional francés Lagardere. Mientras estudiaba en París, era un visitante frecuente de la bodega de la casa de uno de sus amigos. Luego estudió viticultura y enología.

Tan pronto como reunió los ahorros mínimos, empezó a buscar un viñedo para comprar, y luego de unas vacaciones en la Patagonia, recaló en San Rafael, más precisamente en el distrito de Cuadro Nacional, donde adquirió la finca donde posee sus propios viñedos y la bodega.

Apenas llegó a El Paraíso -como se llama su finca- lo primero que hizo fue podar las vides al sistema francés para lograr buenos racimos, aunque en menor cantidad. Luego con ayuda del enólogo Gustavo Mosso empezaron a construir la bodega, que posee una capacidad de 85000 litros.

Diseñó los tanques de acero inoxidable para obtener la mayor cantidad de taninos de la uva. Utiliza el método de maceración en frío, con el grano de uva entero, a -15° para adquirir todo el aroma y color intactos, sin que la uva pierda sus características.
El vino es añejado en barricas de roble francés por dos años antes de su fraccionamiento.

La degustación

Ahora sí, vamos a este interesante cabernet sauvignon, en donde se ven reflejados muchas de la decisiones tomadas en el diseño de proyecto en general: concentración por el manejo del viñedo (5000 kg por hectárea), mucha fruta con la ayuda de la maceración en frío y la fuerza que le da su paso de dos años en barricas de roble.

Intenso y profundo en vista. Un vivaz rojo sangre con reflejos lila (pese a ser 2010).

Potente y agradable en nariz. Lo que primero impactan son las notas de frutas negras y rojas cocidas y en mermelada. Luego gana protagonismo la pimienta negra. A medida que se oxigena aparecen dejos de fruta seca como nuez y avellana. Su añejamiento en roble sobrevuela pero para nada es protagonista ni invasivo.

En boca su ataque es seco, dando lugar luego a lo referido en la olfacción.  Taninos marcados, que le brindan una estructura potente, bien acompañada por la fruta y la acidez.  Persistencia media.

Tanto para tomar ya, acompañando carnes rojas, o para guardar, donde se pulirán los taninos.

Un vino que se destaca más por su intensidad y concentración, que por su complejidad y elegancia. Excelente RCP.

Antonio Raviña

Precio: $ 80.-

Ficha Técnica

Bodega: Chateau Hana

Composición Varietal: Cabernet Sauvignon 2010

Producción: 5000 kg/ha

100 % Vino flor

Uvas propias de Finca El Paraíso

24 meses en barricas de roble

 Alcohol: 14.10 %
 

Enólogo: Gustavo Mosso

Publicado originalmente el 20/05/2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *