Uno de mis Pinot preferidos

Pinot Noir en el Oasis Sur. Muchos se preguntarán si esta reconocida y a su vez compleja cepa se puede adaptar a esta zona, y sí, se puede adaptar y muy bien, como en este ejemplo que nos acerca Mr. Wines.

Les hago llegar esta completa nota, que incluye una degustación del Alfredo Roca Pinot Noir 2007 y un reportaje al hacedor del vino, quien se referirá entre otras cosas a las causas que posibilitan que esta variedad pueda dar muy buenos vinos en este terroir.

Fuente: Mr. Wines. 13/04/2010

En el ambiente de los enólogos varias veces es escuchado el dicho “Te recibís de enólogo el día que lográs hacer un buen Pinot Noir” Esto, que puede sonar mitad en broma mitad en serio, tiene un porqué, que consiste en lo difícil que resulta criar y vinificar esta variedad de uvas, cuyo grano posee un hollejo (piel) bastante más delgado que el de otras cepas, lo cual demanda muchos más cuidados con sus cultivos, y la hace más susceptible a enfermedades. Además, tiene un ciclo vegetativo más corto que el resto de las tintas, por lo que para alcanzar una correcta maduración polifenólica y azucarina (alcohol futuro), requiere de climas más frescos y algunos cuidados especiales.

De hecho, en nuestro país, lo poco que hay cultivado podemos encontrarlo desde la provincia de Mendoza hacia el sur. Por esta cuestión de terroir, en nuestra geografía no es habitual encontrar fácilmente pinot, como otras variedades que sí se adaptan con menos complicaciones (ej. cabernet sauvignon, malbec, bonarda, syrah, etc.).

Por este motivo, en mi vida no probé tantos varietales de esta uva como de otras, pero entre todos los pinot nacionales que tomé me arriesgo a volcar el siguiente resumen del mercado: tengo en el recuerdo algunos de precio bajo, correctos y no mucho más; en el rango de precio medio/alto hay varias opciones más, contados con los dedos de una mano los destacables; y en la alta gama, algunos muy buenos pero muy caros, y otros de precio demasiado alto a los que mejor ni acercarse. En varios de estos (rango medio/alto y alta gama) se destaca, en muchos casos, el aporte del roble como absoluto protagonista, tapando completamente las sutilezas que puede aportar la variedad y anulando la delicadeza en su paso por boca.

 Como conclusión, puedo decir que históricamente, de todos los que he tomado, no fueron muchos los que me gustaron, y pocos los de precio terrenal (digo así a los que están al alcance de mi bolsillo).

Entre los que destaco, acordes a gusto y billetera, se encuentra el Alfredo Roca Pinot Noir 2007 ($ 39), que fue el disparador de esta introducción. El mismo es elaborado con uvas provenientes de la Finca Santa Herminia (750msnm), viñedo de 15 años, ubicado al sudeste de la ciudad de San Rafael y propiedad de la familia Roca.

Degustación del Alfredo Roca Pinot Noir 2007

Busqué un momento especial para degustarlo, acompañando un queso ahumado semi fundido en la parrilla con morrones asados al aceite de oliva y ajo: la previa del asadito dominguero.

 Algunas notas de cata: su color rojizo, tirando a claro, típico de la variedad; intensidad de aromas de nariz media, destacándose suaves tostados, tabaco y cuero, sin robarle espacio a lo frutal; en boca, con la misma delicadeza que me anticipó en la olfacción pero con mayor protagonismo de la fruta (ciruela y guinda madura) y cierto dejo especiado, muy agradable paso, bien equilibrado con la acidez, y en retro dejando el recuerdo de los mencionados aromas de crianza del principio. 

En definitiva, un tinto liviano y sabroso, muy fácil de beber, ideal para aquellos consumidores que están dando sus primeros pasos con el tinto y obligatorio para aquellos que ya beben vino tinto, pero que todavía no debutaron con el Pinot Noir.

Mini entrevista a su enólogo Alejandro Roca

Para conocer algo más sobre la región, el cultivo y su elaboración, me comuniqué con el Lic. Alejandro Roca, vicepresidente de la bodega e hijo de Don Alfredo (presidente y tercera generación de la familia bodeguera).

Hola Alejandro, dentro de lo poco que conozco sobre la uva Pinot Noir, tengo entendido que no se adapta fácilmente en cualquier región, ¿es esto así?
Sí, es así, ya que la uva Pinot Noir es muy sensible a las condiciones del entorno, el clima y el suelo, o sea, a las variables claves para un buen varietal. Es decir que es una uva que expresa tanto en el viñedo como en el vino las influencias de las condiciones externas.
Dentro de las condiciones climatológicas que caracterizan a nuestra región, considero que la gran cantidad de horas de sol y baja humedad tienen gran influencia sobre el estilo de vino que logramos; dicha luminosidad es muy buena para la sanidad de esta uva, pero también en exceso puede ser perjudicial si no se toman las precauciones necesarias. La piel del Pinot Noir es fina y sensible y se puede afectar ante tanto sol, por lo tanto somos muy cuidadosos de que el racimo esté protegido por el follaje de la planta.

Me llama la atención que a pesar de que la región de San Rafael parece propicia para su cultivo, no recuerdo muchas bodegas de la zona que lo tengan, ¿por qué será?
Pinot Noir no es una cepa tradicional en Argentina y por ende hay pocos viñedos antiguos de esta variedad. En estos momentos se están haciendo nuevas experiencias con su adaptación a distintas regiones, y sin dudas que San Rafael es una gran opción. San Rafael posee un clima continental, semiárido, con una influencia marcada de la Cordillera de los Andes. Las precipitaciones apenas superan los 250 mm anuales. Por su ubicación está influenciada por cordones precordilleranos, de menor altura, lo que provoca una variación térmica grande entre el día y la noche. Nuestros viñedos están regados en su totalidad por agua de deshielo de muy buena calidad, proveniente del río Diamante.
Además, San Rafael tiene como característica una amplia variedad en textura de suelos. La textura se corresponde a materiales originarios provenientes de la erosión de las rocas cordilleranas que no han sufrido modificaciones en el sitio donde fueron depositados. Así es bien definido los suelos gravosos en el pedemonte de una profundidad limitada por material pétreo, llegando a arenosos y bien profundos hacia el este.
En general son suelos de bajo contenido de materia orgánica y de buena permeabilidad, excelentes para las condiciones requeridas por la variedad.

Tengo entendido que está elaborado con uvas provenientes de la Finca Santa Herminia, ¿cuánto influye en la fruta obtenida el terroir (suelo, clima, etc.) y las características de esta finca?
Elegimos Finca Santa Herminia ya que dentro de nuestros viñedos ésta tiene un suelo más pobre, con piedra cerca de la superficie por estar cerca del Río Diamante. También hemos experimentado en un suelo algo más arenoso, en Finca La Perseverancia, y el resultado ha sido muy bueno. Esto también ratifica que San Rafael posee excelentes condiciones climatológicas para lograr Pinot Noir de elegancia.

Normalmente conocemos algunos puntos básicos de la vinificación de vinos tintos, ¿en la elaboración del pinot se distinguen algunos cuidados extras? ¿Cuáles son?
Enológicamente nuestro foco está puesto en resaltar la complejidad del Pinot Noir. Buscamos respetar el aporte del terroir y para esto no forzamos extracciones o concentraciones, sino que buscamos un aporte delicado de las pieles hacia la fruta. Es por esto que las temperaturas de maceración previa y de fermentación son bajas; de esta manera, resaltamos y cuidamos las notas que recuerdan frutas rojas, granada, especiado con taninos delicados y elegantes.

Creo que el aporte del roble en el Alfredo Roca Pinot Noir 2007 es el justo, aportando complejidad a la fruta ¿Qué opinás sobre el uso de la barrica de roble? ¿Cómo influye en la guarda de este Pinot? ¿Considerás que con el tiempo seguirá sumando? Por mi parte, creo que un buen momento es hoy.
La madera se debe entender como una herramienta enológica que contribuye a un buen añejamiento del vino, se debe lograr un justo aporte de notas de madera que ayuden a exaltar las características del vino siempre respetándolo. En el caso del Pinot Noir, considero que se debe buscar cierta sedosidad en la madera, que esté muy bien amalgamada, buscando siempre la elegancia del Pinot Noir. Nuestro Pinot Noir Alfredo Roca combina muy buena juventud con la complejidad propia de la variedad. Esto hace que esté con una gran expresión de fruta actualmente y en excelentes condiciones para beberlo ahora, sus taninos son dulces y amables. Aunque también es un vino que logrará con la guarda mucha complejidad y elegancia.

Para ir cerrando ¿cómo vienen las siguientes añadas del Alfredo Roca Pinot Noir?¿Seguirán el mismo estilo? ¿Ya se cosechó la 2010? ¿cómo anduvo?
En Alfredo Roca cuidamos mucho mantener el estilo y somos muy exigentes en continuar con la calidad de nuestros vinos año a año. La cosecha 2010 ha sido muy buena, la calidad de uvas que hemos recibido ha sido excelente. Las uvas Pinot Noir ya han sido cosechadas en su totalidad y los vinos que estamos obteniendo muestran un gran potencial. Este año se caracteriza por una maduración completa de los compuestos del grano de la uva, por lo que estamos logrando grandes expresiones en color y aromas con taninos presentes pero muy elegantes. No me cabe duda de que el balance de esta vendimia será excelente en todas las variedades, es un año de gran calidad.

¡Muchas gracias Graciela y Alejandro Roca por su atención!
(*)Las fotos de Alejandro Roca fueron tomadas de: http://aleroca.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *